Shiatsu en el embarazo y el parto

shiatsuShiatsu es muy diferente al masaje tradicional porque no está relacionado al trabajo con músculos. Shiatsu es una práctica corporal japonesa que tiene raíces en la base teórica de la medicina tradicional china e incluye términos como qi, puntos de acupresión y meridianos. La idea principal es que los problemas del cuerpo físico humano son causados por el desequilibrio y el estancamiento de la energía: hay demasiada energía en una parte y muy poca en otra. En consecuencia, es posible sanar el cuerpo a través de movimiento de esta energía vital y devolviéndole la armonía. Durante el embarazo, Shiatsu puede ayudar a aliviar las náuseas o la hinchazón. Durante el parto, puede ayudar a acelerar el parto, a liberar miedos y a eliminar los bloqueos emocionales que no permiten que el trabajo del parto progrese. Aunque hasta el día de hoy todavía no hay investigaciones que prueben adecuadamente la efectividad de este método, muchas mujeres si sus puntos de vista espirituales están alineados con la filosofía Shiatsu o cuando otros métodos no han mostrado mucho resultado, están dispuestas a probarlo.