¿Qué es una doula?

¡Ayer commenzó la Semana Mundial de las Doulas! Es el tiempo para celebrarla, pero cuando digo que soy una doula muchas personas levantan la ceja – para muchas personas la palabra doula es una palabra nueva. Si no es el caso para ti, comparte este post con las personas que todavia no sabe que es. ¡Porque saber es poder!

Entonces… ¿Qué es una doula? ¿Es diferente de una partera? ¿Cuál es el beneficio de tener una doula en mi parto? ¿Lo que las doulas hacen? ¿Sustituyen a los maridos en el parto? ¿Las doulas ayudan dar a luz en el hospital o sólo en casa? ¿Cómo elegir la doula adecuada para mí? Vamos a echar un vistazo más acerca de cada pregunta.

¿Qué es una doula?

La palabra “doula” proviene del antiguo Griego y significa “una mujer que sirve”. Las mujeres han estado al servicio de las demás en el parto durante muchos siglos y han demostrado que el apoyo de otra mujer tiene un impacto positivo en el proceso del parto. En la actualidad, la palabra “doula” se utiliza para referir a una profesional que da apoyo continua físico, emocional y de información a una mujer y su pareja antes, durante e inmediatamente después del parto (una doula de parto); o que da apoyo emocional y práctico durante el período postparto (doula de posparto).

Más acerca de doulas de parto:

El propósito de la doula es ayudar a las mujeres y su compañero a obtener una experiencia de parto seguro, memorable, y que les da confianza en sí mismo. También hay numerosos estudios clínicos que han demostrado múltiples beneficios de tener una doula en el parto.

¿Cómo puede ser beneficioso para mí tener una doula en el nacimiento de mi bebe?

Muchos estudios de todo el mundo han llegado a la conclusión de que el apoyo de una doula es más eficaz que el personal del hospital, amigos o familiares. Las doulas son entrenadas en el arte de apoyo en parto, y tienen un buen ojo y la intuición de lo que necesita una madre que está pariendo. Una doula puede hacer o ver las cosas que una partera del hospital por desgracia no siempre tiene tiempo para hacer (tanto como ella quisiera) o las cosas que su pareja no puede percibir. Una doula puede saber qué hacer en la situaciones que su pareja no sabe cómo afrontar.

Además, meta-análisis de varios estudios clínicos1 han encontrado que el apoyo continuo de doula en el parto resulta en:

  • reducción del 36% en el uso de medicamentos para aliviar el dolor
  • reducción del 71% en el uso de oxitocina artificial (un fármaco que acelera el parto)
  • un promedio de 1 hora y 38 minutos de parto más corto

En adición, los investigadores llegaron a la conclusión que una madre que no utiliza una doula es dos veces más propensa a tener una cesárea o el parto con fórceps. Las mujeres que tuvieron el apoyo de doula tuvieron 51% menos cesáreas y 57% menos uso de fórceps para ser exacto.

Otro estudio2 mostró que con el apoyo de doula en el parto:

  • más mujeres describieron su experiencia de parto como buena (82,5% en comparación con el 67,4% de mujeres sin apoyo de doula)
  • más mujeres sintieron que su parto tuvo un efecto positivo en ellas como una mujer (58,0% en comparación con el 43,7% de mujeres sin apoyo de doula)
  • más mujeres percibieron sus cuerpos y ellas mismas como fuertes (58,0% en comparación con el 41,0% de mujeres sin apoyo de doula).

¿Qué hace una doula?

Una doula puede proveer algunos o todos los servicios siguientes, dependiendo de su entrenamiento y habilidades. ¡Frecuentemente, doulas son calificadas en otras terapias también, por lo que es siempre bueno preguntar!

Visitas prenatales

La mayoría de veces una doula tendrá de 1 a 3 citas prenatales contigo donde ella puede hacer uno o toda de las cosas siguientes:

  • Educación y preparación para el parto. Mientras no puedes esperar que sus servicios sean un sustituto de las clases prenatales, ella puede responder a muchas de tus preguntas y te proporcionará una información científica, que puede ayudarte tomar decisiones importantes.
  • Análisis de partos previos si hubiera, y ayuda procesar emociones o traumas pasados.
  • Planificación del parto incluso crear un plan del parto (el documento escrito de preferencias en el parto).

Durante el parto

  • Masaje y otras técnicas de confort
  • Optimización de posición fetal
  • Sugiere posiciones y cambios para ayudar a aliviar dolor y facilitar el parto que sea más suave y eficaz
  • Proporciona tranquilidad y ánimo
  • Trabaja con los bloqueos emocionales que pueden surgir durante el parto
  • Mantiene tu ambiente como en tu plan – aromaterapia, música, candelas etc.
  • Fotografía y/o video del parto y también de los primeros momentos preciosos como una familia
  • Apoyo emocional e informativo en situaciones estresantes para toda la familia. Cuando estamos estresados a veces no podemos tomar las mejores decisiones, y en hospital eso puede hacer tu compañero, madre u otras personas estar de acuerdo completamente a todas las propuestas. Ellos pueden sentirse asustados o dudosos. Una doula puede explicar que está pasando con compasión y sin prejuicio o los términos médicos, por lo que es más fácil de entender para todos. Una doula puede pensar con claridad, ver pros y los contras de cualquier situación y transmitirlas a la pareja a tomar sus propias decisiones.

doula trabajando

Visitas Posparto

La mayoría de veces tú vas a tener por lo menos una cita posparto con una doula de parto. Las doulas de posparto hace múltiple citas y apoyan a la familia por tiempo más prolongado.

Durante las visitas posparto una mujer tiene la oportunidad de discutir sus experiencias del parto con su doula y procesar sus emociones. Es especialmente útil en caso de un parto traumático y reduce mucho su probabilidad de depresión posparto. Una doula puede ofrecer información de lactancia y recuperación emocional y física después del parto basada en evidencias. Ella puede explicar cómo calmar un bebe y otras técnicas para padres primerizos y referir otros profesionales si es necesario.

¿Qué diferencia hay entre una doula y una partera? ¿Reemplaza enfermeras u otros profesionales médicos? 

Las doulas no reemplazan enfermeras u otro profesional médico. Mientras doulas tienen buenos conocimientos del proceso de parto, ellas no realizan las labores clínicas o medicas tales como medir la presión o temperatura, monitoreo del ritmo cardíaco fetal, hacer exámenes vaginales o  proveer cuidados clínicos posparto. Todo esto es el trabajo de la partera o el doctor. Doulas están allí para confortar y apoyar a la madre y mejorar la comunicación entre la madre y profesionales médicos. Doulas ayudan realizar el plan de parto de la madre y auxiliar para que el parto sea natural (si es el deseo de la madre en el parto). Entonces una doula es una buena adición al equipo del parto.

¿Es una doula un reemplazo de mi pareja en el parto?

No, una doula es el soporte para una madre y padre, y tiene el role de ayudar a la pareja de la madre a involucrarse en el parto al grado que ambos se sientan cómodos. Una doula puede darle tips como él puede hacerla sentir más cómoda si él se siente un poco perdido o pareciera que ha probado todo. En algunos casos una madre puede preferir que su doula solamente le sirva comida y bebidas, y cuide del ambiente o tome fotos, mientras su esposo juega el role de soporte principal en su parto. A veces en caso de que el parto sea muy largo y el apoyante principal necesita descanso, una doula puede tomar su lugar. A veces la pareja de una mujer o su madre puede necesitar un apoyo por cualquier razón. Una doula puede proveérselo también, siempre y cuando la mujer no necesite apoyo de la doula en ese momento. Aunque hay muchas variaciones como una doula puede ayudarte o ayudar a tu familia en el parto, ella nunca será un reemplazo de ningún miembro de la familia.

¿Las doulas ayudan dar a luz en el hospital o sólo en casa?

Muchas personas piensan que doulas apoyan solamente en el parto natural en casa. En la realidad, mientras algunas doulas pueden tener una preferencia por esto tipo de parto, la mayoría estará allí para ti, no importa qué tipo de parto elijas. Algunas doulas son directamente empleadas por clientes privados, algunas trabajan como voluntarias en comunidades o programas de hospitales, y en algunos países pueden ser empleadas de hospitales. De cualquier forma, aunque tu planifiques el parto natural en casa, parto es impredecible, y tu puedes contar con apoyo de una doula en cualquier escenario. Si el parto fuera complicado y requiriera asistencia médica, tu doula permanecerá a tu lado durante la administración de los medicamentos y apoyará si hubiera efectos secundarios.

Si una madre enfrenta una cesaría y se siente desprevenida, decepcionada y solitaria, una doula puede estar atenta a la madre todo el tiempo durante la cesárea, hacerle saber que está pasando en cualquier momento de la operación, darle un masaje ligero a su cabeza y manos, y animarle. Eso puede liberar a la pareja de la mamá cuidar al bebe y acompañar al recién nacido en cuidado intensivo si hay complicaciones. Si la probabilidad de cesárea es conocida de antemano, una doula puede ayudar a hacer tal nacimiento no menos alegre y especial que el nacimiento por parto natural.

¿Cómo puedo elegir una doula adecuada para mí?

La clave para elegir a una doula es encontrar una persona con quien te sientas cómoda. La mayoría de doulas no cobran por la consulta inicial, por eso tómate el tiempo para entrevistar tantas como sean necesarias hasta que encuentres la mejor opción.

Preguntas a una doula potencial:

  • ¿Qué entrenamiento/educación tiene?
  • ¿Qué servicios provee?
  • ¿Cuánto cobra por cada servicio?
  • ¿Está disponible para mi fecha de parto probable?
  • ¿Cómo decidió convertirse en una doula?
  • ¿Cuál es su filosofía con respecto a parto?
  • ¿Está disponible para encontrarnos antes del parto para hablar sobre mi plan de parto?
  • ¿Qué pasaría si por algún rezón no está disponible a tiempo de mi parto?

Para más detalles acerca de mis servicios de doula, por favor, haz click aqui.

Espero con interés saber de ti pronto,

Katerina


Referencias:

  1. Scott, Berkpwotz, & Klaus: 1999, California. American Journal of Obstetrics and Gynecology 180, No. 5 (1999): 1054-1059
  2. Gordon, Walton, McAdam, Derman, Gallitero, and Garrett, California, 1998. Obstetrics & Gynecology 93, No. 3 (1999): 422-26.
  3. Gurevich, R. The Doula Advantage. New York: Three Rivers Press, 2003.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

marzo 23, 2019

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.